Vitaminas faciales

Las Vitaminas Faciales consisten en la infiltración de todas la vitaminas esenciales que necesita la piel facial y que con el paso del tiempo se van perdiendo. El tipo de sustancias se elige en función del problema a tratar, tienen un efecto reafirmante, tratan las arruguitas finas del rostro, la flacidez y previenen el envejecimiento. Se puede realizar en cualquier época del año, y los resultados inmediatos son realmente increíbles.
Los productos que se utilizan en mesoterapia son:
•Cócteles homeopáticos,
•Vitaminas Faciales,
•Ácido Hialurónico,
•Silicio orgánico,
•Etc.
Prevención del envejecimiento cutáneo facial y de sus manifestaciones más características: arrugas superficiales, manchas, flaccidez, pieles apagadas o carentes de luminosidad.
Revitalización global del cutis(Rehidratación, nutritivo y revitalizante, estimulante, reestructurante).
Tratamiento de algunas enfermedades cutáneas, como el acné, los papilomas (verrugas) o los xantelasmas (pequeños depósitos de colesterol en la piel de los párpados).
Duración de cada sesión es de 15 a 30 minutos.
Al ser un tratamiento biológico y progresivo que necesita un mínimo de 6 sesiones para un rejuvenecimiento visible de la piel, se recomienda cada 15 días.
Se recomiendan la repetición del tratamiento, cada cinco o seis meses.
  • Peeling químico médico facial de ácido glicólico o salicílico
El peeling químico es una técnica de exfoliación que sólo puede realizar un Doctor.
Consiste en aplicar una sustancia química sobre la piel para obtener una destrucción limitada y controlada de la epidermis y de la dermis e inducir la regeneración de las capas destruidas y estimular las capas subyacentes.
El resultado es una piel más luminosa, joven, limpia, uniforme, compacta y elástica. Además sirve para eliminar manchas del rostro, disminuir arrugas y marcas de acné.
El Ácido Glicólico o Ácido Salicílico (dependiendo de la necesidad de cada piel se aplica un tratamiento u otro) en altas concentraciones (entre 35% y 70%) se utiliza para realizar peelings médicos que aseguran una eliminación de las células epidérmicas y acelerar su regeneración. Con cada tratamiento adicional notarás una mejoría en el aspecto general de tu piel a medida que el proceso de renovación recibe más estimulación. Los tratamientos consecutivos mantienen las mejorías conseguidas en las arrugas finas, la suavidad, la tersura y el resplandor de la piel. Las manchas oscuras (manchas solares o seniles), el color de la piel, las cicatrices del acné y los poros dilatados también mejoraran al continuar con los tratamientos. Además de realizarse un control sobre la producción de grasa por parte de la piel. Respecto al Ácido Lactobiónico, se trata de un polihidroxiácido de última generación, obtenido de la oxidación de la lactosa, que desarrolla su actividad a nivel superficial, es menos irritante y posee mayor poder de hidratación, por lo que ambos se complementan óptimamente.
Se recomiendan 4 sesiones 1 cada 7 o 10 días y el producto de mantenimiento domiciliario de Proteglicanos de cura durante un mes.
  • Hilos Tensores Faciales
Consiguen rejuvenecer y reafirmar la piel del rostro con flacidez desde el interior sin cirugía, sin anestesia y con resultados duraderos.
Son unas hebras finas que se introducen bajo la piel para conseguir un efecto lifting regenerativo.
En el nivel subcutáneo, la polidioxanona de los hilos tensores  genera una fibrosis o proceso reparativo a su alrededor, lo que desencadena la producción de nuevas fibras elásticas de colágeno y elastina.
La síntesis de proteínas estructurales inducida por los hilos mágicos produce numerosos efectos terapéuticos:
Redensificación cutánea, firmeza (efecto lifting): El colágeno y la elastina nuevos actúan como una red de soporte para la piel, por lo que la flacidez disminuye y la piel recupera firmeza.
Tersura y luminosidad: Los hilos mágicos estimulan también la microcirculación de la zona, por lo que la piel está más oxigenada, tersa y luminosa.
Tras la implantación y revisión de los hilos, proponemos realizar al paciente un protocolo de 3 sesiones de radiofrecuencia multipolar para estimular de forma sinérgica la formación de colágeno y elastina mediante la liberación de proteínas de choque térmico.
Los resultados de firmeza y retensionado de la piel pueden mantenerse por un periodo de entre 1 y 2 años.
Los hilos mágicos están indicados en pieles que presentan flacidez leve o moderada.
Las aplicaciones más frecuentes de los hilos mágicos son elevar mejillas y cejas, mejorar la línea de marioneta y el surco nasogeniano, rejuvenecer el óvalo facial y el cuello.
  • Relleno de Ácido Hialurónico
Los rellenos faciales forman parte de un tratamiento médico rápido y poco doloroso que se realiza mediante infiltraciones, generalmente de ácido hialurónico, sustancia que se halla presente en el cuerpo humano de forma natural y contribuye a hidratar y a dar volumen a la piel.
Los rellenos dérmicos basados en ácido hialurónico son sustancias seguras y reabsorbibles cuyos efectos estéticos son reversibles. Los pliegues y depresiones del rostro, con la aplicación de estos implantes, recuperan volumen de una forma rápida y segura.
Los resultados estéticos de los implantes de relleno con ácido hialurónico son inmediatos ya que la sustancia inyectada rellena las arrugas. El efecto del ácido hialurónico suele durar unos 9-12 meses en función de la edad, de la zona inyectada, de la calidad de la piel, del estilo de vida.
  •  Bótox

 

La toxina Botulínica es un tratamiento que consiste en infiltrar en la piel un líquido que contiene proteína natural purificada para eliminar las arrugas de expresión. No es un material de relleno, no elimina las arrugas mediante el aporte de volumen, sino que actúa sobre los músculos de la cara relajándolos, lo que permite mantener una expresión natural.
El tratamiento se realiza en la consulta y no requiere anestesia ya que es indoloro. Consiste en introducir con una aguja muy fina unas gotas del producto en la piel, de forma muy superficial, en el área donde existen arrugas faciales de expresión como el entrecejo.
Inmediatamente después del tratamiento no se observa ningún cambio apreciable y se puede retomar la vida laboral sin señales de haber realizado el tratamiento.
El primer año el tratamiento se realiza cada 4 meses y a partir del segundo año una aplicación cada 6 meses es suficiente.
  • Peelings Químicos Médicos
Eliminamos de distintas capas de la epidermis mediante la aplicación de un agente químico, es una técnica muy utilizada para mejorar el aspecto facial. Se produce una renovación de las distintas capas de la piel mejorando así  su calidad, con menos manchas, líneas de expresión, arrugas y una mejor textura.
Aunque el peeling está indicado en casos de envejecimiento fisiológico o solar, para el tratamiento de manchas, acné y también puede emplearse como un medio para mantener una piel sana, tersa, libre de impurezas y luminosa. Realizando mantenimientos periódicos se previene la aparición de todo este tipo de imperfecciones.
La aplicación de peelings puede evitar a la aparición de cáncer de piel por la activación de cierta proteína en la superficie  de la piel.
Este tratamiento se realiza mediante la aplicación de agentes químicos a nivel facial, previa limpieza de la piel. La duración promedio  de aplicación de este tratamiento es de unos 20 minutos, aproximadamente.
El peeling superficial aporta uniformidad al tono de la piel y un aspecto más joven y saludable, cierra los poros, atenúa las cicatrices originadas por el acné y las arrugas finas. También ayuda a controlar el acné, las foliculitis y las secreciones sebáceas.
El peeling medio actúa sobre las arrugas finas y medias, controla las manchas producidas por el sol y está indicado en el caso de envejecimiento solar o senil.
  • Radiofrecuencia Facial

 

Eleva la temperatura del tejido conjuntivo mediante ondas electromagnéticas, provocando la regeneración y producción de nuevo colágeno consiguiendo el rejuvenecimiento facial.
El tratamiento se realiza haciendo deslizar un cabezal sobre la piel limpia de la zona a tratar, que conducirá la energía hasta las zonas más profundas de la piel y logrando la estimulación colágena, que logrará cambios en la piel en forma gradual. Lo ideal es realizar la primera semana 2 sesiones separadas entre ellas 72 horas y posteriormente 1 sesión por semana durante 3 semanas. A partir de ahí, la recomendación de mantenimiento se establece en 1 sesión mensual.
Se aplica a  pacientes con leve o moderada flacidez de los tejidos faciales, por lo general las personas entre  treinta y cincuenta y cinco años, para mejorar el contorno facial, combatir la flacidez,  reafirmación de la piel de los párpados y mejorar las bolsas y ojeras.
Las personas con dispositivos eléctricos, marcapasos o prótesis metálicas, articulaciones artificiales de metal de la cadera, válvulas del corazón o placas dentales no pueden ser tratados por la Radiofrecuencia ya que la corriente que fluye a través del cuerpo puede interferir con estos dispositivos o calentar los implantes de metal.