Cualquier época del año es buena para apuntarse a la Medicina Estética Corporal: eliminar la piel de naranja o grasa localizada, reducir la flacidez cutánea o la recuperación postparto personalizada.