Con esta máquina viajarás en el tiempo y verás tu piel mucho más jugosa, hidratada y rejuvenecida en tan solo 60 minutos.

La cápsula del tiempo es un lifting sin cirugía. A base de percusiones, despertamos las células adormecidas de nuestro rostro, cuello y escote a causa de la edad, haciéndoles así, trabajar con más rapidez estimulando las células de colágeno y elastina de nuestra piel.

Con la ayuda de otro cabezal con 6 agujitas, abrimos cientos de microcanales, los cuales posteriormente rellenaremos con los productos adecuados.

Al trabajar con ácidos al 20, 30 y 40%, realizamos una exfoliación del rostro, lo cual mejorará la penetración de la posterior aplicación de productos y estimulará la regeneración celular.

¿Qué trabajamos con la cápsula del tiempo?

Trabajamos la elasticidad de la piel, rellenamos pequeñas arruguitas para que así éstas no se hagan más profundas, difuminamos pequeñas manchas que puedan haber, causadas por la edad, el sol… también realizamos una hidratación profunda de la piel, y gracias a las percusiones de la máquina, despertamos células adormecidas, que con el paso del tiempo cada vez van trabajando menos y son las causantes de la flacidez de nuestra piel.

Es una técnica no invasiva (no inyectamos nada en la piel) con la que se verá la piel jugosa y rejuvenecida.