La Crioterapia es un procedimiento que consiste en la aplicación de frío mediante N2O a bajas temperaturas directa o indirectamente sobre la piel, causando la eliminación de tejido de forma eficaz y controlada. Al aplicar una cantidad media de frío sobre la superficie de la piel, se produce una separación entre la epidermis y la dermis, permaneciendo la membrana basal intacta. Al congelar la superficie de la piel, la temperatura de la célula desciende por debajo de cero grados, de modo que el agua se transforma en cristales de hielo y estos cristales, tanto a nivel intracelular como extracelular, producen la eliminación de las manchas.
No tiene muchas molestias y no le causa daños a la piel.
Se utiliza para quitar las verrugas y manchas de la piel que nos molestan.